Entradas populares

domingo, 10 de diciembre de 2017

LA PALABRA QUE BUSCAS

Vuelo de tinta
Del vientre entintado de un libro una palabra cayó, esquiva y atrevida en su pequeñez.
Ignorante de su valor, estiró su vuelo .No encontró otras cómo ella, otras que gozaran y transmitieran la armoniosa calma nacida de lo profundo y la confiada paz que como un aura rodea a quienes la  conservan grabada en su interior.
Se arriesgó a un viaje desconocido, con la incertidumbre propia del caminante que no sabe su destino, en un mundo que  a veces es cruel; sólo para dar a otros lo que únicamente ella poseía.
No supo más de su origen, aquel que le había dado su esencia, ni lo añoró,  porque tenía la certeza de que debía crear y vivir sus propias experiencias .Pero  sí tenía claro lo que pretendía.
La recibió un aire cálido, desapacible, con olor a tormenta que recién pasó. Había un vacío lleno de pena. Y brazos caídos con desánimo. Ilusiones rotas y miradas que no brillaban.
Tuvo la sensación de que la estaban esperando, necesitados de su presencia, de su energía.
Y se derramó confiadamente sabiendo que  se multiplicaría y engendraría nuevas y positivas reacciones.
Fue recibida casi con hambre, y anidó en las oscuras profundidades interiores brindando su poderosa luz. La intensidad que la alimentaba  la hizo eficaz y sus destellos se reflejaron en las miradas, los gestos y las acciones de quienes permitieron que brille, pura, intensa y eficaz.
Cuál es esa palabra, te preguntarás.
Es esa que no pasa sin dejar huella, sin abrir un surco, sin dejar una luz en la más absoluta oscuridad.
La poseen los humildes, los puros, los de corazón desprendido. Y la comparten, porque saben que lo que no es compartido se pierde en el tiempo.

ESPERANZA, buscada por tantos, perdida por otros, tesoro , perla, luz para  corazones sedientos, disfrutó haber cristalizado  su sueño.
 Y comenzó a soñar otro.



jueves, 7 de diciembre de 2017

EL ARTE ES EL ESPEJO DEL ALMA



Despertar,
 ver ese camino, 
ser hoja por un momento, 
verde, amarilla, roja... 
Estar cerca del cielo
o apenas sostenida en el aire...
Caer tal vez 
pero sabiendo que siempre se renace, 
aun desde las raíces de un seco árbol.

Gra

martes, 16 de diciembre de 2014

domingo, 31 de agosto de 2014

Un crepúsculo más

imagen gralba


Ayer ,hoy, mañana
Azul granate, cielo adormecido
que mide el tiempo de espera
con las agujas breves del olvido
y  es esfera deshilachada
espejo roto , ayer perdido.
Me miro en los ojos tiernos
de una infancia aún pura
me miro en las manos rudas
del trabajo artesanal
Y caigo en la cuenta,
después de mucho andar
que el pasado ya no es
que lo  que fue, ya no está
pero fue cuna de esto que hoy
brilla en mil estrellas
bajo un cielo ennegrecido
postrer y tímido anuncio
de otro crepúsculo más.


sábado, 30 de agosto de 2014

La duda

pinceladas gralba



¿ Por qué ¿
Si cuidaste cada detalle
Si preparaste tu cuerpo,
Tu mente, tu corazón
Con la misma pasión
Con la que viviste cada momento
Si eras luz y energía
Risas y batallas luchadas
Si eras bella por dentro y por fuera
¿Por qué? me pregunto cada instante
Ese que tenía que ser un gran día

Terminó así…

sábado, 23 de agosto de 2014

Recién entonces

pinceladas Gralba

Cuando esté la luna dibujada
en el vasto medallón del cielo
cuando el mar profundo y quieto
eleve su vientre en marejada…

Cuando ciña  la sombra tu figura
y el nardo exhale su fragancia
atravesando tiempos y distancia
llegaré hasta ti en la penumbra

Seré brisa fugaz  aventando miedos
del azul  terso  súbito   reflejo
susurro  dócil que responde al ruego   

Recién entonces, profundo y suave 
en tu alma intenso, arderá mi fuego, 

¡y seré  por fin su  absoluto dueño! 

martes, 29 de julio de 2014

Lo que el árbol tiene de florido...


pinceladas gralba

















Si para recobrar lo recobrado 
debí perder primero lo perdido, 
si para conseguir lo conseguido 
tuve que soportar lo soportado,


si para estar ahora enamorado 
fue menester haber estado herido, 
tengo por bien sufrido lo sufrido, 
tengo por bien llorado lo llorado.


Porque después de todo he comprobado 
que no se goza bien de lo gozado 
sino después de haberlo padecido.


Porque después de todo he comprendido 
por lo que el árbol tiene de florido 
vive de lo que tiene sepultado.

Francisco Luis Bernárdez