sábado, 23 de julio de 2011

Déjame…



Déjame andar tus silencios
paso a paso, sin tiempo
adentrándome en tus relieves
en tu geografía, en tus sueños…

Déjame gozar de tus aires,
lozanos, fragantes, intensos,
beberlos gota a gota
que se adueñen de mi vuelo…

Deslúmbrame con tus destellos
de eternos crepúsculos nuevos
que se fundan en mis retinas
quemados a vivo fuego …

Déjame ser huella en tu seno
historia vivida en silencio
espera, brevedad y desvelo.
Raíz profunda…¡y verde renuevo!

7 comentarios:

  1. infinitas gracias sensible poeta por dejarme la estela hacia tu morada donde habita la sensibilidad y la belleza, un besin de esta amiga admiradora.

    ResponderEliminar
  2. Déjame leer tus versos.
    Encantada de visitar tu blog.Saludos

    ResponderEliminar
  3. Entré a tu espacio por casualidad, leí que eras docente, leí tus poesías y me dije seguiré por aquí seguido haciendote compañía. Te dejo a mi Mafalda para que me recuerdes y te invito a mi blog
    http://norma2-siempreesprimavera-norma2.blogspot.com
    Cariños desde Mar del Plata

    ResponderEliminar
  4. Precioso ,Un placer conocerte.

    ResponderEliminar
  5. Me ha gustado mucho. Un abrazo cálido para ti.

    ResponderEliminar
  6. Querida gralba,
    quería decirte que acabo de subir este texto a mi blog y me gustaría que lo oyeras a ver si te gusta.
    Ha sido un placer hacerlo y Ruth ha elegido una música maravillosa.
    Un beso agradecido.

    ResponderEliminar
  7. Hola, vengo de la casa de Beatriz...

    permite me decir que es un poema maravilloso, de verdad me ha encantado.
    Es suave y sensual, pero a la vez directo, hay que leerlo de forma pausada respetar sus tiempos, para poder disfrutar de las letras en su 100 % y Beatriz, eso lo logra con creces.

    Saludos y felicidades.
    Cristofer.

    ResponderEliminar