domingo, 30 de octubre de 2011

Aprender a vivir


Con la esperanza que tenía
entretejí sueños de algodón
para alimentar la sonrisa
que aleteaba en  mi corazón.

Con esa sonrisa apagué
las llamas de viejo rencor
y abrí caminos de amistad
donde reinaba el desamor

Por esos caminos encontré
la calidez, la ternura y  el valor
de otros que como yo
deseaban un mundo mejor .

Descubrí que juntos tenemos
una fuerza especial
aprendí que en todo momento
lo primero es confiar …

La vida , oportunamente ,
el amor que pusimos  en juego
centuplicado nos devolverá.

9 comentarios:

  1. La vida siempre paga con creces el amor que se da desinteresadamente.
    Muy bonito poema, gralba

    ResponderEliminar
  2. No sé si ha entrado el comentario. Intento seguirte y tampoco lo consigo

    ResponderEliminar
  3. Parece que nuestras entradas, hoy tienen un tema común.¿sabés cuado comencé a sonreir? Cuando un alumno me dijo:-Seño¿usted nunca se ríe?
    Besosss

    ResponderEliminar
  4. Precioso poema, reflexivo y aleccionador. Me encantó. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. En esta vida todo se devuelve...
    Bello poema y no tenga mas palabras de las que ya le dijo Alma Mateos.

    Un Abrazo.
    Cristofer.

    ResponderEliminar
  6. Estoy de acuerdo, el amor devuelve amor duplicado

    ResponderEliminar
  7. Qué bien hace leer estos mensajes de amor, Gralba, si lo pensaramos más, otro sería el Mundo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hola Gralba. Saludos.

    Gracias por esta belleza. Letras que llegan al alma y soplan su aliento de libertad.

    Un fuerte abrazo y Dios e bendiga.

    Fra Rodolfo de Jesùs O.Carm

    ResponderEliminar
  9. Olaa ¿como estas? espero que todo valla bien , muy bueno el poema , no hay nada mejro que recibir lo que un dia se dio . El amor es el motor de un mundo que a veces lo olvida .

    cuidate mucho y espeor leerte por mi blog, pronto.

    ResponderEliminar