jueves, 20 de octubre de 2011

Infancia



Me encontré con su mirada que dice lo que su voz calla
Empujado a vivir como adulto, saltando etapas…
Asumiendo realidades con frágil esperanza.
La familia que  contiene, que abraza su infancia
Que pone límites demostrando que ama
Son discursos que no existen en su mundo
Son palabras  huecas y su ausencia deja
 marcas tristes en su alma.
¿Sabés?
Me duele tu infancia robada, que no ríe, que no canta
Me duele porque no quiero esa realidad tan dura
Para la niñez de mi patria…
Me duele porque aunque intento librar la batalla
No puedo dar vuelta el mundo y devolverte sencillamente
La picardía, la ternura, la confianza, de esa etapa dorada.
imagen tomada de la web


8 comentarios:

  1. Hola Gabriela, nos estás reflejando con tus versos la triste realidad que están sufriendo nuestros niños.
    Las sociedades, van cada vez siendo más desnaturalizadas, más violentas. Tu niña sufre , no solo la de fuera, sufre tu niña de adentro.
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  2. Triste pero precioso poema, gracias por tu visita y espero verte mas a menudo por :
    http://reflexionesdeayerahoy.blogspot.com
    Cuidat mucho, MANU.

    ResponderEliminar
  3. Hola Gabriela,
    has explicado de "verdad" la tristeza de la infancia y todo lo que ha perdido.
    Por qué no poder ser niños?
    El que más y el que menos sabemos de esto.
    Un abrazo muy cariñoso.

    ResponderEliminar
  4. los ladrones de infancia se roban el futuro de los pueblos...
    niños tristes, niños ancianos de dolor, creo que la justicia para ellos siempre llega tarde...
    te abrazo

    ResponderEliminar
  5. A veces las personas no entendemos lo suficiente a los niños y sus ilusiones y las intentamos aniquilar con nuestras ambiciones de adultos... Lo más triste de todo es que todos fuimos niños y sabemos qué fue serlo.

    Me quedo en tu habitación :).

    Abrazos concentrados de ilusiones.

    ResponderEliminar
  6. Precioso Gralba.

    En verdad es muy triste que los padres no dejen a los hijos quemar sus etapas y robarles la inocencia.

    Gracias por tus letras y espero que no se queden solo en tu blog sino que viajen con el tiempo ( de los padres que te leen) y ecuentren refugio en la mente de quienes tienen el deber de cuidar a sus hijos e hijas.

    Un fuerte abrazo y Dios te bendiga.

    Fra Rodolfo de Jesùs O.Carm

    ResponderEliminar
  7. PRECIOSO Y A LA VEZ TRISTE POEMA EN EL QUE HABLAS DE LA REALIDAD DE UNA INFANCIA QUE CARECE DE ELLA...UN ABRAZO MUY FUERTE Y GRACIAS POR VISITARME...

    ResponderEliminar
  8. Cuántos niños así pasaron por mis aulas del conurbano bonaerense. Pero sabés? Les faltaban cosas materiales pero se aferraban a su maestra, la seño que los malcriaba.
    Besoss

    ResponderEliminar