sábado, 26 de noviembre de 2011

Alondra


Hoy te quedaste dormida, cansada de tanto pensar,
de buscar aladas fantasías, respirando libertades ajenas,
y tu sueño  se hizo viaje, se hizo vuelo…
Andares ciegos por las oscuras regiones del pasado,
andares gozosos por aires frescos de abiertos horizontes…
Te volviste agua que frenética corría
arrastrando todo, te volviste ave
en vuelo curioso hacia destinos inciertos,
fuiste también roca, inamovible, firme,
y rayo de luz penetrando oscuridades…
Y al final, tu sueño se hizo niño,
que despojado de todo, caminaba seguro,
feliz, por un  sendero de polvo, sin hierbas,
sin árboles, sin nada que pudiera distraer la mirada…
Niño sin la mochila de los recuerdos,
sin la carga de las responsabilidades,
tan leve como el viento, avanzando… avanzando…
¿Hacia que destino? ¿Hacia que lugar?
Eras destello, luz, fuerza, esperanza,
eras lo que hacía tanto tiempo buscabas ser:
alma radiante que libre regresa  a casa.
Alondra, la de las alas al viento ¡que pena!
Despertaste y nunca volviste a sentir esa paz…

9 comentarios:

  1. Hola, cuanto tiempo sin verte, me has sorprendido.
    Me ha gustado esa expresión de que el sueño se hizo niño, es la manera más acertada para andar por la vida, con poco peso en la mochila.
    Gracias
    te dejo mi ternura
    Sor.cecilia

    ResponderEliminar
  2. Que belleza, amiga.
    "Tu sueño se hizo niño..."

    Que bonito y tierno, una maravilla tus versos; nos regalas dulzura infinita.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  3. Volar en sueños es muy placentero sobrevolando ríos y bosques libremente y si es con alas de alondra, mejor aún.Yo he volado en sueños una vez¿Y vos?
    Mis cariños para vos

    ResponderEliminar
  4. Alma radiante que regresa libre a casa... que paz, que cercana siento la navidad y los regresos a casa. Besos, Gralba.

    ResponderEliminar
  5. Lamentablemente, solo en ocasiones, cuando se cumplen nuestros sueños, sentimos que nos quedamos vacíos.
    Las expectativas cambias... y nuca mas se es lo que se era.

    Bello poema.

    Saludos.
    Cristofer.

    ResponderEliminar
  6. ¡Delicioso! Si una alondra tuviera manos, te aplaudiría.
    Un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar
  7. Que placer descubrir estos textos en una tarde fria de invierno y poder perderse entre las palabras : sueño,niño,casa,libre... todo un placer !
    saludos y cuidate mucho , manu.

    ResponderEliminar
  8. solo los sueños permiten ese andar libre sin temores ni prejuicios los mundos de la vida, por ello soñar nos hace libres...
    saludos

    ResponderEliminar
  9. Paz, amor y felicidad os deseo en estas fiestas de Navidad y Año nuevo .

    ResponderEliminar