viernes, 30 de marzo de 2012

Faro


 
Un penacho verdiblanco

otea en soledad…


Se parece a un faro

buscando la nave

que debe guiar …


Mi alma es una nave

y sin brújula marchando va…


Hermano, dime…

¿Dios …

me espera por acá?

2 comentarios:

  1. Sí, Dios te está esperando.
    Megusta tu blog.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. QUE HERMOSO POEMA, DULCE, TIERNO... DIOS ESTÁ SIEMPRE CONTIGO MIRANDO TUS PASOS...

    UN BESITO
    CARIÑOS MILES PARA TI.

    ResponderEliminar