domingo, 5 de agosto de 2012

Búsqueda


imagen tomada de la web

El cincel de la vida con sus golpes arranca
sin ninguna piedad, trozos del alma que nunca
¿por qué será?  se vuelven a rescatar...
Existe Dios, sin embargo, invitando a buscar.

Una lágrima que cae, el milagro de una flor
Silencio que se hace profundo, rezo sin voz
Camino que se recorre dentro del corazón
en busca de ese Rostro , Divino cuenco de amor

Al principio es un destello, débil fulgor
miel que se diluye endulzando el interior
Arpegios  armoniosos dedicados sólo a vos
y Pan que te alimenta, aumentando tu vigor

Así, en completa comunión, comprendes
que los pasos que has andado  es apenas empezar
y el buscas te espera siempre un poquito mas allá

6 comentarios:

  1. Hermosos versos,
    El que busca siempre encuentra.
    Si miras siempre al suelo nunca verás una estrella
    Si vas tras el destello acabas encontrando la fuente de luz.
    Preciosa tu entrada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Un gran poema muy bien logrado. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  3. NUNCA HAY QUE DETENERSE... SEGUIR EN LA BÚSQUEDA ES SENTIRSE VIVO.
    PRECIOSO POEMA COMO SIEMPRE QUERIDA AMIGA Y TALENTOSA POETISA.
    BESOS GRANDES.

    ResponderEliminar
  4. El amor, me da que el sello de Dios en el alma humana.
    B7s

    ResponderEliminar
  5. Cuanta verdad delatan tus versos:
    «Al principio es un destello, débil fulgor
    miel que se diluye endulzando el interior
    Arpegios armoniosos dedicados sólo a vos
    y Pan que te alimenta, aumentando tu vigor»
    Que nunca te falte ese PAN
    Te dejo mi bendición
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  6. Precioso poema y muy correcta actitud ante las problemáticas de la vida.
    Escribes muy bien, distinto y muy especial.
    Un aplauso y muchos saludos desde una Copenhague haciéndo rimar las olas del Mar Báltico,

    Ian.

    ResponderEliminar