domingo, 25 de noviembre de 2012

Agüita






Agüita brava que bajas
camino de la cintura
caricia suave que alisa
tu lecho de piedra dura

Rumor eterno me traes
de la montaña frescura
nacida de blanca nieve
derramada en la llanura

Volver a tu cauce deseo
desafiar alegre tu bravura
mojar las manos rugosas
rememorando aventuras

Cuanto extrañé tu presencia
la transparente hondura
el abrazo humedecido
impregnado de ternura

Hoy regreso envejecido
 piel surcada y  oscura
buscando tu vientre liso
para albergar mi figura

9 comentarios:

  1. Preciosas coplas, Gralba. Felicidades.

    Besos. María

    ResponderEliminar
  2. Precioso paisaje nos dejas con tus versos.

    Siempre es un gusto pasar por tu espacio.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Maravilhoso poema...quando nós envelhecemos, a natureza permanece e nela podemos, por momentos retomar a nossa Primavera!
    Beijo carinhoso.
    Graça

    ResponderEliminar
  4. Bella estampa la de estas aguas bravas que bajan de la nieve.
    Siempre anhelamos volver a lavar nuestros recuerdos en el riachuelo que un día nos vio jóvenes y alegres.
    Tu entrada me ha inspirado un futuro poema de ríos nostalgias.

    Un abrazo Gralba.

    ResponderEliminar
  5. Me llevo este "destello" de agua brava que despierta el alma y anima a seguir en la lucha.
    Precioso poema, Gralba.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Que bonito poema Gralba
    Este es tu estilo, te reconocería en cualquier sitio
    que ternura de imágenes en tus letras

    ResponderEliminar
  7. Hola Graciela, muy lindo poema, te felicito!

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Precioso poema . Impecable, cantarino como el agua del río y musical. Excelentes imágenes. Un abrazo

    ResponderEliminar