sábado, 20 de abril de 2013

Dejar de correr



El rio se ha vuelto gota de tanto correr y correr,
la dureza de las piedras ha golpeado hasta vencer
dejando sólo guijarros que apenas molestan los pies
 y brillan amontonados amarronando el atardecer.

No vuelvo la vista atrás, lo que fue, hoy no es y puede doler
Me quedo con el silencio y el rumor del ayer,
un horizonte verde que traga el sol hasta desaparecer
y negrura que va tiñiendo el paisaje hasta no ver.

Orgulloso plata de luna despedazado en el cielo
brilla en la noche  multiplicado por miles otra vez
Y se agranda en el corazón el espacio, la soledad
que llena todo y se disfruta casi sin querer …

El río se ha vuelto gota , ha dejado de correr
Me uno al  universo,¡ también  he dejado de correr!


14 comentarios:

  1. Me ensalma la metáfora del agua que ya no fluye, y la de la vida que también se agosta, en ese "también he dejado de correr¡" Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  2. El río, como la vida, corre y corre y se golpea con las piedras que encuentra en el camino y, hasta se agota por la falta de la lluvia benefactora, amiga.

    Muy metafóricos y sugerentes tus versos. Felicidades.

    Besos. María

    ResponderEliminar
  3. Yo también creo en la fuerza del Universo!
    "El rio se ha vuelto gota de tanto correr y correr"
    suspiros amiga!
    besos.

    ResponderEliminar
  4. un poema realmente bueno, con figuras exquisitas
    saludos

    ResponderEliminar
  5. unos versos preciosos y llenos de tu alma hermosa.besos.conchi

    ResponderEliminar
  6. Hola preciosa, muy buen poema, nos has reflejado el pasar de la vida, me ha encantado tu final «El río se ha vuelto gota , ha dejado de correr
    Me uno al universo,¡ también he dejado de correr!»
    Gracias por estar a mi lado. Hacemos lo que podemos.
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  7. río que riega y corre no se detiene hasta llegar al mar
    y volver a empezar como gota de lluvia
    ciclos que nos maduran

    abrazos

    ResponderEliminar
  8. Te doy la bienvenida como seguidora de mi blog. Compartimos el placer por la poesía.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
  9. Buen poema, el verso fluye como el río. Ritmo y contenido están muy bien conjugados.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
  10. Debemos tomar ejemplo del río que sigue su camino al mar, sigue fluyendo pero no regresa atrás, los recuerdos son una arruga en nuestra piel, una sonrisa dulce de vez en cuando, pero tenemos el deber de seguir haciendo camino hasta que se apague nuestra vela.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Buena imagen y buen poema, me encanta. Saludos.-

    ResponderEliminar
  12. Bello poema con cadencia y sonoridad y además un impecable y sabio contenido. ¡Excelente! Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  13. No podemos echar la vista atrás: Lo que fue, fue. Ya lo dijo también Machado.
    Sin embargo, solo podemos construirnos a base de los cimientos que nos proporciona cada instante vital. ¡Vaya eterna paradoja!
    El poema, muy bueno.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  14. Gracias por tu comentario. Sí, tenemos que ir aceptando lo que la tecnología nos va proporcionando, sino nos quedaremos atrás.
    Yo espero que sea útil para la medicina especialmente y no sé qué tal irá para la enseñanza de los niños.Dios quiera que sea para un bien común
    Feliz fin de semana
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar