miércoles, 8 de enero de 2014

Legado



Madre,
despídeme del sol y de los trigos
del viento, la arena y el río
del verano que amaba
y el hogar que no olvido.
Guarda mi beso dormido,
la luz de mis ojos y el amor
tan hondo que nos teníamos.
Los abrazos y los mimos
los sueños que soñé contigo,
la última charla y el primer suspiro,
son ahora semillas en tu corazón
para que las siembres en mi niño.
Acúnalo tiernamente en tus brazos
como lo hiciste conmigo
y dale los besos que se quedaron
rondando  en el vacío.
Yo velaré eternamente
como fuego encendido
entibiando el alma de todos

los amores que he tenido .

12 comentarios:

  1. awwwwwwwwwww genial, no hay palabras, solo sentimiento.

    ResponderEliminar
  2. De todos los legados posibles, ninguno como la maternidad. Felicidades por esta bella composición.

    ResponderEliminar
  3. Precioso poema, tierno, agradecido.
    Los legados de una madre no se comparan con nada.
    Un beso grande.
    Feliz año!!!

    ResponderEliminar
  4. DE mejor manera no podías expresar el amor maternal, así se lea dramático, por algunos este poema, que en el fondo es una ternura. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  5. Mi querida amiga, el poema que has escrito en memoria de tu hija, está lleno de ternura.Me he metido en vuestros sentimientos y me he sentido madre e hija al mismo tiempo.
    Estoy a tu lado.
    Un beso para Lucio
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  6. Genial, que bonito y cuanto sentimiento. Ha estado un regalo el visitar tu bloc, te invito visitar el mio y compartamos nuestros blogs y si te gusta espero que te hagas seguidor.
    Elracodeldetall.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Es precioso, reitero lo que dice Sor Cecilia, recojo tus sentimientos y veo reflejada en ellos a mi madre, que perdió dos hijos. Lo siento amiga, cuída ese legado, es un pedazo del cielo donde ella está.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Qué bello lo que has escrito, ella siempre te dará fuerzas con su recuerdo.
    Besoss hoy desde
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. Vengo a preguntarte cómo te encuentras. Solo el tiempo nos alivia el alma, muy poco, pero lo suficiente para seguir caminando por la vida. Te ha dejado dos cosas preciosas, Lucio y su recuerdo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. De nuevo vengo a visitarte esperando que dentro del dolor tengas algún momento de alivio.
    La vida te da y también te quita, Gralba, esa es la realidad. Hace dos años perdimos el nieto que esperábamos y ya no habrá más.

    Tu poesía sigue enterneciéndome el alma.

    ResponderEliminar
  11. ¿Cómo estás querida amiga?
    Ya sabes que estoy a tu lado y te recuerdo en mi sencilla oración.
    Un gran abrazo
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Hermanita! son momentos muy difíciles para toda la familia, pero con la ayuda de Dios saldremos adelante.¡Tu oración y la de muchos otros nos acompaña.

      Eliminar